El seguro para patinetes eléctricos, cada vez más cerca de ser obligatorio


El seguro para patinetes eléctricos, cada vez más cerca de ser obligatorio: costaría entre 18 y 100 euros al año

El rumor sobre la obligación de contratar un seguro obligatorio para circular en patinete parece que tiene los días contados y se convertirá en realidad antes que después. Después de las últimas declaraciones de Pere Navarro, de la DGT, en prensa, a Rafael Bonilla, mentor internacional de seguros y fundador del Método MAIO, no le queda ninguna duda.

«Hay muchísimas posibilidades de que el seguro para patinetes sea obligatorio, me atrevería a decir que un 100 %». Navarro, es sus últimas declaraciones tras la participación de la DGT en unas jornadas sobre movilidad personal, ya aseguró que «pronto se exigirá un seguro obligatorio para patinetes eléctricos», sobre todo ante la creciente siniestralidad de sus usuarios.

Se prevé que las bicicletas queden fuera de la obligatoriedad del seguro de responsabilidad civil. Bonilla apunta a la definición de VMP en el Reglamento (vehículo de una o más ruedas dotado de una única plaza y propulsado exclusivamente por motores eléctricos que pueden proporcionar al vehículo una velocidad máxima por diseño comprendida entre 6 y 25 km/h). De no especificarse lo contrario, no solo serían los patinetes eléctricos los obligados a tener póliza, si no todos los VMP. 

¿Qué sucede si tengo un accidente y no tengo seguro?

Bonilla apunta que es «importantísimo que la póliza sea obligatoria cuanto antes». La función de un seguro es protegernos a nosotros y nuestros bienes ante «contingencias que puedan causar un daño personal o material al bien o persona asegurada», pero también tiene «la finalidad de protegerte si tú causas un daño a un tercero», es decir, de cubrirte la responsabilidad civil frente a terceros, desarrolla.

En caso de sufrir un accidente y no tener seguro, el Código Civil es claro: cualquier persona que causa un daño a otro debe de responder ante el mismo (art. 1902: el que por acción u omisión causa daño a otro, interviniendo culpa o negligencia, está obligado a reparar el daño causado). «O sea, que le tocaría al causante del daño pagarlo de su bolsillo», sentencia Bonilla.

Si, además, se produce un accidente muy grave con heridos, las cantidades de dinero a pagar a las que debería enfrentarse el responsable del accidente se dispararían y el patrimonio personal podría llegar a peligrar. Frente a estos escenarios, contratar una póliza es un acto de responsabilidad del que circula con un patinete y que puede evitar muchos problemas económicos en caso de causar un accidente grave.

Pólizas específicas vs coberturas complementarias

Aunque aún no son obligatorias, ya existen pólizas específicas para los conductores de patinete eléctrico. Sus precios, confirma Bonilla, van de los 18 a los 100 euros y ofrecen un amplio abanico de coberturas, desde solo responsabilidad civil hasta daños que pueda sufrir nuestro VMP.

Además, hay ciertas pólizas del hogar y de coche que también incluyen a los patinetes en sus coberturas. «Se debe de estudiar cada póliza respecto a la cobertura de VMP, ya que muchas de ellas excluyen cualquier vehículo con motor y suelen limitarla a un capital máximo a indemnizar (por ejemplo, 120.000 euros)». Igualmente, hay que considerar que en estos casos está asegurada la persona que conduce, pero no el vehículo. «Bajo mi punto de vista como gestor de riesgos, lo mejor es hacerse una póliza específica para el patinete».


 

Deja un comentario